Mitos del trabajo remoto para dejar atrás en 2020

Para cada mito, casi siempre hay un beneficio probado por la investigación que lo desacredita.

remote work

Mitos del trabajo remoto para dejar atrás en 2020

Cuando busque imágenes en Google en trabajos remotos, encontrará fotos que cuentan historias fascinantes sobre el estilo de trabajo.
Por ejemplo, puede encontrar una imagen relajante de una mujer trabajando con su computadora portátil en la playa, sin preocuparse de que la arena o el agua puedan destruir su disco duro.
A medida que profundizas en los resultados, la narrativa visual se vuelve más desconcertante. Incluso puede encontrar una escena del drama de ciencia ficción donde un empleado remoto se aventura a la luna solo para evitar a sus colegas.
Si bien algunas compañías de imagen de stock podrían suponer que todos los empleados remotos son introvertidos que trabajan antisocialmente desde la Luna, esto está lejos de ser verdad.
Y aunque los empleadores más tradicionales podrían preocuparse de que los empleados remotos no sean tan productivos como sus contrapartes en la oficina, este estilo de trabajo se está implementando con mayor fuerza en todo el mundo porque brinda muchos beneficios a los empleados y las empresas.
Los trabajadores remotos no solo ahorran dinero a las empresas, sino que las oportunidades laborales remotas aumentan la retención laboral y permiten a los empleadores contratar empleados diversos o innovadores a nivel mundial que de otro modo no podrían tener debido a las limitaciones de ubicación.
Sin mencionar que, para cada mito, casi siempre hay un beneficio probado por la investigación que lo desacredita.
Para darles a los empleadores y a los posibles empleados remotos una mirada precisa dentro del estilo de trabajo, le pedí a un puñado de colegas dentro de nuestra creciente fuerza laboral remota que revelaran los mitos más grandes que jamás hayan escuchado, y cuál es la verdadera historia detrás de ellos.

1. «Los empleados remotos son flojos y apenas trabajan».
Cuando trabaja de forma remota, sus colegas y superiores en la oficina generalmente no tienen idea de lo que está haciendo en un momento dado.
Debido a que los empleados remotos no están sentados al lado de jefes o colegas, los escépticos suponen que hacen menos trabajo que los empleados que no pueden aflojar fácilmente en una oficina.
Una y otra vez, esta teoría ha sido refutada. De hecho, muchos trabajadores remotos dicen que en realidad trabajan más horas que los empleados de oficina que tienen paradas difíciles al final del día.
«Ahora que mi oficina está en mi casa, descubrí que trabajo más horas pero horas más flexibles, lo que ha mejorado mi calidad de vida», dice Tony Baum, un HubSpotter con sede en Colorado. «Además, mi rendimiento ha aumentado desde que comencé a trabajar de forma remota ahora que hay menos distracciones en la oficina y puedo concentrarme en mi trabajo día a día».
«Los estudios muestran que los empleados remotos trabajan más horas que el empleado promedio. Puedo dar fe de eso personalmente», agrega Elle Fening, un entrenador de éxito entrante que ha desempeñado funciones remotas durante más de 13 años.
«A medida que las líneas entre el hogar y el trabajo se desdibujan, es difícil saber cuándo alejarse de la oficina. Es demasiado fácil abrir la computadora portátil, trabajar en una tarea y encontrarse mirando su computadora tres horas después», dijo Fening. 

2. «Empleados remotos son solitarios».
Debido a que los empleados remotos no trabajan en un piso lleno de cubículos y otros empleados, las personas a menudo piensan que no les gusta hablar con otros o que no son buenos jugadores de equipo. Mientras tanto, algunos que están interesados ​​en trabajar de forma remota se preocupan de no obtener valiosas conexiones en persona con otras personas.
«En el papel, trabajar de forma remota puede parecer realmente solitario, pero no tiene que ser así», explica Lestraundra Alfred, redactora del Blog de ventas de HubSpot.
«Trabajando de forma remota, aprendí la importancia de permanecer en comunicación constante con su equipo sobre sus victorias, desafíos y prioridades», dice Alfred. «Aunque no necesariamente puede caminar unos pocos pies hasta el escritorio de su colega cuando tiene una pregunta, no tiene que ser una isla de uno, y ser intencional para comunicarse con su equipo es de gran ayuda».
Ben Johnson, que trabaja remotamente en Freemium Acquisition, se hizo eco de la declaración de Alfred.
«Antes de comenzar un papel remoto, muchas personas me advirtieron que trabajar fuera de una oficina me convertiría en un ermitaño», dice Johnson. «En realidad aproveché la remota oportunidad de ser más social: programar almuerzos, cafés y colaborar de manera proactiva con otros. Estoy conociendo gente nueva y teniendo reuniones más regulares con amigos».
Para mantenerse visible y continuar socializando con los empleados, como Johnson y Alfred, debe tomar medidas para conectarse virtualmente con su equipo, como tener chats de café en video o visitas regulares con los miembros del equipo. Esto facilita una relación sólida con los miembros del equipo, incluso si no está en la oficina con tanta frecuencia.

3. «Tendrá un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida».
Cuando imagina a alguien que trabaja desde su casa, puede imaginarse que hace algunas tareas de trabajo y luego realiza otras tareas relacionadas con la vida en el hogar, como cuidar a sus hijos, limpiar la casa o preparar la cena para la familia. En realidad, los empleados remotos exitosos se sientan en sus escritorios durante las horas de trabajo y evitan las interrupciones de la vida familiar a toda costa.Rebecca White, una escritora junior de los blogs de HubSpot, advierte que «todos los que te rodean» pensarán que trabajar de forma remota significa que tienes más tiempo para administrar tu vida personal.
«Todavía tiene un trabajo que hacer, pero a veces las personas en su vida asumen que pueden acercarse y hablar con usted, pasar el rato o pedirle que haga mandados», dice White.
Entonces, ¿cómo se soluciona este problema? White aconseja que los empleados remotos sean francos y totalmente transparentes con amigos o seres queridos.
«Debes poder decir: ‘Lo siento, estoy en el trabajo ahora mismo, discutamos esto cuando no estoy trabajando’, lo que puede ser difícil de hacer», concluye White.

4. «No puedes ser un gerente de personas si eres remoto».
Si bien los empleadores tradicionales son escépticos de contratar empleados remotos que no pueden monitorear en la oficina, imagínese cómo se sentirían con respecto a los gerentes.
De hecho, uno de los mayores mitos que HubSpot ha refutado una y otra vez es que «los empleados remotos no pueden ser gerentes».
En realidad, una gran parte de nuestra fuerza de trabajo remota de más de 300 personas está compuesta por gerentes de nivel medio a alto.
Incluso en mi pequeño equipo de blog, tenemos dos gerentes de personas remotas a tiempo completo que trabajan sin problemas y supervisan a los miembros del equipo desde sus hogares en diferentes estados. A medida que continuamos aumentando el tráfico anual de nuestros blogs y producimos docenas de publicaciones de blog de alta calidad cada semana, está claro que el estado remoto de estos gerentes no está obstaculizando nuestro desempeño. De hecho, sus conocimientos expertos realmente nos ayudan a trabajar mejor y de manera más efectiva.

5. «Tendrá mucho tiempo para cuidarse si trabaja de forma remota».
Cuando comienzas como un empleado remoto, puedes estar entusiasmado con lo que tu horario flexible te permitirá hacer.
Por ejemplo, podría pensar: «Oye, en realidad usaré esa membresía de gimnasio». o «Tal vez me tome más tiempo para meditar cuando esté fuera del reloj». Si estos pensamientos han pasado por tu mente, piensa de nuevo.
Meg Prater, Editora Administrativa del Blog de HubSpot, aprendió desde el principio que el estilo de vida remoto es realmente increíblemente ocupado.
«Siempre pensé que me convertiría en una mujer súper atlética cuando me volviera remota. Pensé en ir al yoga todos los días durante el almuerzo, correr como un descanso a media mañana. Resulta que a veces me olvido de Tómese un descanso lo suficiente para llenar mi taza de café, y mucho menos correr a una clase de yoga a medio día «, revela Prater.
Prater agrega: «Realmente he estado tratando de ser mejor haciendo tiempo para mí, pero ha sido mucho más difícil sacar ese tiempo que cuando tenía un trabajo de 9 a 5 en la oficina con una parada difícil».
Christina Perricone, gerente de marketing de los blogs de HubSpot, se hizo eco de este sentimiento de manera similar.
«El equilibrio entre el trabajo y la vida puede convertirse en un objetivo distante cuando comienzas a trabajar de forma remota. Sin límites de tiempo difíciles, es muy fácil para el trabajo sangrar en cada área de tu vida. En el mejor de los casos, esas líneas se vuelven borrosas. toda tu vida «, explica Perricone.
«Creo que esto sucede por dos razones», agrega Perricone. «Primero, la presión interna para demostrarle a tu empleador que estás siendo productivo. Segundo, la incapacidad de establecer límites».
Como empleado remoto, puede ser extremadamente útil crear un horario fijo de trabajo duro y de vida personal para garantizar que obtenga un equilibrio adecuado de ambos. Para asegurarse de que su horario sea respetado por los equipos en otras zonas horarias o ubicaciones, puede ser útil tener un Calendario de Google compartido donde muestre su disponibilidad, horarios de trabajo y horas fuera del horario.

Navegando por los mitos del Trabajo Remoto
Cuando se trata de trabajo remoto, hay muchos estudios e historias de empleados de primera mano que desacreditan la mayoría de los peores mitos que existen.
Como has visto anteriormente, los mitos que rodean la «mala ética laboral» o las «menos oportunidades de carrera» son increíblemente falsos. Como gerente de empleados remotos o alguien que esté considerando un estilo de trabajo remoto, querrá continuar leyendo sobre este estilo de trabajo para descubrir beneficios reales respaldados por la investigación y desafíos relacionados con él.

Articulo original en Hubspot, traducido por momenttuns.

Artículos relacionados